Cargando...

Protocolo del Quebranto

Estado En Gira
Estreno 05/10/2023
Dirección Mario Vega
Elenco Marta Viera | Mingo Ruano | Luifer Rodríguez
ESCENOGRAFÍA Mario Vega
TEXTO Mario Vega
DIRECCIÓN DE PRODUCCIÓN Valentín Rodríguez
COORDINACIÓN DE PRODUCCIÓN Mónica Hernández
ASISTENCIA DE DIRECCIÓN Rosa Escrig
ASESORAMIENTO DE DIRECCIÓN Laura Ortega
DIRECCIÓN TÉCNICA Y AUDIOVISUALES Tony Perera
DISEÑO DE ILUMINACIÓN Ibán Negrín
ESPACIO SONORO Julio Tejera
DISEÑO DE SONIDO Blas Acosta
DIRECTOR DE MESAS Y ASESOR DE CONTENIDOS Nicolás Castellano
DOCUMENTACIÓN AUDIOVISUAL EN UCRANIA Anna Surinyach
TÉCNICOS DE ESCENA Erick González | Andrea Rosales | Beatriz Rodríguez
VESTUARIO Nauzet Afonso
CONSTRUCCIÓN DE ESCENOGRAFÍA unahoramenos producciones
ÁREA PEDAGÓGICA Y PARTICIPACIÓN Gemma Quintana
PRODUCCIÓN EN GIRA Raquel Magaldi
DISTRIBUCIÓN Desirée Bolaños
ADMINISTRACIÓN Elena Álamo
COMUNICACIÓN María Espino y Libertad Jiménez
PRENSA NACIONAL María Díaz
PRENSA EN CANARIAS Patricia Moralejo
DOCUMENTACIÓN AUDIOVISUAL Aridane Díaz
RECURSOS RRSS Natalia Santana
Sinopsis

Crezk, de origen y bandera desconocida, persigue los territorios en los que sucede la guerra. Porta un armatoste itinerante al que llama Osel, donde vive y esconde pólvora y pequeña munición con la que trapichea, sin importarle quién es amigo y quién enemigo; en su visión operativa del mundo todos son clientes. Vive atrincherado con él Nadia, una mujer extraña, casi monstruosa. Su relación roza cualquier síndrome conocido; son su cárcel y su huida. Se necesitan y se repelen, como animales bicéfalos.

Una noche, el errante dueño de Osel, mientras recorre el laberinto que supone la guerra, encuentra un hombre malherido, pertrechado con su cámara de fotos y una venda manchada de sangre en su pie derecho. Ha pisado una mina y no puede caminar. Está sediento. Crezk le auxilia, sin ningún ánimo de buen samaritano, ya que intuye en él un siervo para su reino. Pero pronto descubre que no es la búsqueda de pólvora lo que le ha llevado hasta Osel. Lo que empezó siendo una acogida se convierte en una invasión… y puede que una guerra por la supervivencia.