Alegransa es el nombre que le hemos dado a este proyecto que agrupa a algunos de los más prestigiosos intérpretes de Canarias, que a través de sus voces e instrumentos antiguos, interpretan música popular de las orillas del Atlántico que han bañado la cultura de nuestras Islas (Latinoamérica, África y Canarias).

Alegransa es ante todo una celebración de la música sin fronteras. Buscamos un nombre que inspirara al público una idea de celebración y la alegría, ¿y qué mejor que el nombre de una de nuestras queridas islas, que es a la vez una de las menos conocidas? Transformar el fonema representado por la grafía “z” por la “s” es un guiño a la que probablemente es la característica o fenómeno lingüístico más conocido del habla canaria, y de la inmensa mayoría de los hispanoablantes: la ausencia del sonido “z” de nuestra pronunciación. Y así el pequeño islote de Alegranza se convierte en Alegransa, la celebración del valor universal de la música, desde una perspectiva propia.

Alegransa, con su formación y la elección de sus instrumentos, quiere recalcar el alcance universal de la música popular, las raíces comunes que comparten tantos ritmos en el mundo que percibimos como locales, y cómo muchos de esos ritmos hunden sus raíces en estilos mucho más antiguos.

Las aproximaciones respetuosas a los temas populares que contiene el repertorio de Alegransa se han efectuado desde la inspiración, basándonos en una deconstrucción tan inteligente como emocional; encontrando nuevos matices, enfoques y perspectivas que amplía el rango de sensaciones que se puede experimentar cuando se escucha cada uno de los temas musicales que componen el libreto de nuestro primer espectáculo, ‘Cuerdas en el Aire’.